A medida que la dinámica de las sociedades evoluciona, el mercado de empaques flexibles crece y gana importancia globalmente. Esto se debe a la necesidad de las marcas de desarrollar estructuras de empaques únicas, tanto para diferenciarse en las góndolas, como para ayudar a formar y a apoyar la identidad de la marca.

Según Marcus Vinícius Carvalho, gerente de Desarrollo de Marketing y Cadena de Valor para Empaques y Plásticos de Especialidad de Dow, son cuatro las tendencias que se destacan en el mercado de empaques.

1. Mayor practicidad para el consumidor: El estudio “Tendencias de Comida Fuera del Hogar” de la firma de investigación Nielsen, afirma que el porcentaje de personas que comen fuera del hogar -una o más veces por semana - está incrementando en un 38 %. Esto evidencia la necesidad de los consumidores de contar con empaques que les permita mayor movilidad y ahorro de tiempos tanto para desplazarse como para el tiempo de cocción, es por esto que la tendencia marca un aumento en los empaques de comidas listas y procesadas.

2. Evolución tecnológica y credibilidad: Nuevas tecnologías y el avance de la movilidad están cada vez más presentes en la mente de las empresas y de los consumidores. Por ejemplo, se estima que 50% de los norteamericanos están interesados en revisar o leer con detenimiento la etiqueta de un empaque de alimentos para aprender más sobre la procedencia de lo que están consumiendo. A pesar de que el precio todavía es un factor clave en las decisiones de compra de los consumidores, la confianza de la marca también desempeña un papel fundamental y cada vez mayor en este proceso.

3. El crecimiento del e-commerce: Un factor de gran relevancia para el sector es el crecimiento del e-commerce, que permite a las marcas explorar las oportunidades de diseño y personalización. Cada vez más consumidores hacen compras online y esperan tener una experiencia positiva en todo el proceso. Además del diseño del empaque, que debe servir para reforzar la marca y sus valores, la resistencia es crucial para que el producto llegue de manera íntegra hasta el consumidor.

4. Sostenibilidad: Los colombianos hoy en día están más conectados que nunca con el medioambiente. Su preocupación con problemáticas sociales y ambientales no se traduce en motivación de acción. Así lo afirma el estudio sobre consumo sostenible y conocimiento sobre biodiversidad, por consiguiente cuando el precio y la calidad de los productos son percibidos como iguales, hay una tendencia cada vez mayor de que los consumidores se vuelquen a atributos ecológicos o de uso alternativo como factor decisivo de compra. Eso ya es realidad en muchos mercados y las marcas no pueden ignorar estos datos al desarrollar sus estrategias de posicionamiento y marketing.

Actualmente los empaques están siendo desarrollados para brindar conveniencia, seguridad y funcionalidad a los consumidores, mantener los alimentos saludables e incluir procesos que sean más sostenibles y circulares. Además del diseño, gana importancia también la comunicación más clara que ayude al consumidor a hacer mejor su elección de compra. Las opciones y tecnologías son muchas, el desafío es crear productos que los consumidores anhelen y, al mismo tiempo, fomenten el reciclaje o reutilización. Es por esto que los empaques inteligentes tienen el potencial para lograr que el ciclo de vida sea más simple, más económico y más eficiente.

Fuente: Revista Virtual Pro

COLOMBIAPLAST  2021